Qué comer en Polonia

Qué comer en Polonia

¿Qué comer en Polonia?

Esta es una de las preguntas que más nos hacen cuando decimos que acabamos de volver de destino nuevo. Y es que nosotros pensamos que la comida de un país, junto con su gente y su cultura, es de lo más importante de los viajes. Por lo que si visitas un país pero no pruebas su gastronomía ¡te estás perdiendo gran parte de la esencia!

Así que aquí tenéis una lista con algunas de las delicias que probamos en nuestra visita a Polonia. Esperamos que esto pueda ayudaros a perder el miedo a probar cosas nuevas y que vayáis con una idea de qué pedir cuando os enfrentéis a un menú escrito en polaco.

Pierogi

Pierogi.

Estas empanadillas son un tipo de pasta rellenas típicamente de queso, patatas, verduras o combinaciones de ellas. Se cuecen en agua abundante hasta que flotan y muchas veces las sirven fritas. Eso sí, siempre acompañadas de mantequilla y salsa agria. Nosotros probamos pierogi de queso, de champiñones y de carne.

 

 

 

Goulash

Esta comida es típica de Hungría pero ha sido adoptada en la cocina polaca. Se trata de un estofado de ternera que siempre viene acompañado de patatas en diferentes formas. En esta ocasión las patatas venían en forma de tortitas, con su característica salsa agria y perejil. Tenemos que admitir que la combinación estaba deliciosa.

Goulash.

Sopa Zurek.

Esta sopa es otro plato muy característico de Polonia. Tiene un sabor ligeramente agrio y está elaborada con harina de centeno. Como podéis ver en las fotos las sirven de dos maneras diferentes, siendo la más famosa dentro de un pan de centeno. Suele llevar patatas y salchicha.

Sopa zurek dentro de un pan.
Sopa zurek en cazuelita.

 

 

 

 

 

 

Sopa grzybowa.

Sopa grzybowa.

Esta sopa de difícil pronunciación esta elaborada con setas de diferentes tipos. Al igual que la sopa zurek también tiene un sabor ligeramente ácido. Tenemos que decir que la sopa estaba buena pero no fue nuestro plato favorito.

 

 

 

Donut de rosas

Estos donuts o berlinas nos sorprendieron bastante porque, aunque bien es cierto que esta clase de dulces los puedes encontrar casi en cualquier parte, lo que nos sorprendió fue la mermelada de rosas que llevan por dentro. Es un sabor dulce e intenso que no nos esperábamos y que no deja indiferente.

Donuts de rosas.

 

Kotlet schavowy.

Kotlet schavowy.

Si no eres de inventos y comidas diferentes aquí esta tu salvación. Esto es un filete de cerdo rebozado acompañado de puré de patatas. Es un plato de lo más sencillo pero sí que es verdad que los polacos tienen muy buena mano para prepararlo.

 

 

 

Maczanka

Este plato es un estofado de cerdo servido como si fuera un sándwich para comer con tenedor y cuchillo. El pan es bastante diferente al pan de molde pero la presentación es similar para que os hagáis a la idea. Todo el plato está cubierto con la salsa de haber cocinado el cerdo y acompañado de verduras aliñadas con un puntito ácido.

Maczanka.

 

Moskol grulani.

Este entrante es un pan especial realizado con un queso especial de la región de Zakopane que se sirve con mantequilla y ajo.

Moskol grulani.

 

Golonka

El golonka, mas conocido en español como codillo de cerdo, fue el plato estrella de nuestra visita a Polonia. Claro que habíamos probado antes el codillo de cerdo pero no exageramos cuando decimos que este es el mejor que hemos probado en nuestra vida. Todo estaba regado con una deliciosa salsa de ciruelas que lo hacía extra jugoso.

Golonka en salsa de ciruelas.

 

Oszypec.

El queso oszypec es especial de la región de Zakopane. Se trata de un queso ahumado a la leña que normalmente se toma con mermelada de arándanos. Nosotros lo probamos sin mermelada y sin un buen vino, así que esto puede que afectara a nuestro veredicto final porque, la verdad, es que no nos entusiasmó. Algún día le daremos otra oportunidad en mejores condiciones.

Puesto de venta de oszypec y mermelada.

 

Zapiekanka.

Este es la estrella del fast food polaco. Es un pan pizza de diversos condimentos. Nosotros lo probamos con champiñones, queso, jamón, cebolla crujiente y ketchup. Es comida rápida, si andáis por la calle y tenéis hambre, no está mal pero no es algo que no os podáis perder.

 

Bigos.

Bigos.

Otra receta con un sabor bastante característico es el bigos. Se trata de un plato realizado a partir de col fermentada, muy típica de la zona centro de Europa. Es un plato muy similar al choucroute francés o al sauerkraut alemán. En esta ocasión la col fermentada se cocina con ciruelas pasas, laurel, pimienta, cebolla, carne de ternera, carne de cerdo y las típicas salchichas ahumadas de Polonia.

 

Schab.

Schab.

 

Otro plato muy sencillo junto con el kotlet schavowy. Es una chuleta de cerdo a la parrilla con salsa de ciruelas acompañada de patatas. A veces en lo simple está la gracia.

 

 

Tarta de queso.

Aunque este viaje no fue el viaje de los postres, lo poco que probamos estaba muy rico. Esta tarta de queso con chocolate está cocinada al horno pero se sirve fría. Deliciosa.

Tarta de queso al chocolate.

Y aquí termina nuestro breve recorrido por la gastronomía polaca. ¡Toda una experiencia!

Deja un comentario

Menú de cierre